Palabras con patatas

Cuando uno se sumerge en el discurso bélico es consciente de que la retórica final sólo admitirá vencedores y vencidos. En la política española es el discurso dominante, el que ha guiado el relato hasta ahora, el que mejor entendían y en el que mejor se manejaban los dos partidos mayoritarios.

El shock del domingo deja a los más belicistas en el lugar de los vencidos. El discurso ha cambiado más que el número de votos. Ahora les quedan tan sólo dos opciones: seguir pensando que esto es una guerra y llevarnos a todos a una situación insostenible o comerse sus palabras con patatas y trabajar, por fin, para que de la política sólo salgan vencedores.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s