Palabras mágicas

“Hola, quiero confesar”, dijo el domingo, el día más adecuado, Jenaro García. Quienes nos dirigen no tuvieron clase de ética. Fueron a religión y allí les explicaron, entre otras cosas, los 10 mandamientos, que sí que recogen la base del buen comportamiento humano. También les contaron que en caso de fallar y caer en pecado todo se arreglaba pronunciando de memoria una serie de palabras mágicas. Se quedaron solo con esto último.

Cada vez que un político, un jefe de Estado o un timador empresarial atenta contra uno de los preceptos recogidos en las tablas de la ley cree que basta con pronunciar unas palabras mágicas para borrar sus actos. “Lo siento, me he equivocado, no volverá a ocurrir”, y tira para adelante, que las puertas del cielo siguen abiertas. Y así estamos. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s