Una caña mal tirada

Estamos tirando mal la caña. Demasiada espuma. En forma de TT pasajero, de mensajes inducidos que despistan, de discusiones sobre declaraciones absurdas, de recomendaciones masivas con intereses evidentes. Espuma.

Algo de espuma es necesaria, sin conversaciones insustanciales y absurdas la realidad es demasiado dura, pero hay que cuidar bien la mezcla. Con tanta espuma se hace difícil llegar a la cerveza.

Se ve que, como masa, nos encantan las cañas mal tiradas. Nos gusta quedarnos en la superficie. En los casos de corrupción, en las crisis, no sólo en la económica, en la política, en la cultura, si es que sigue existiendo eso, y hasta en el deporte. Nos gusta tanto la espuma que ahí seguimos, bebiendo aire mientras el volumen de líquido que hay en el vaso apenas se mueve lentamente.

Tenemos buenos grifos para dispensar la información, los mejores que hemos tenido jamás, pero los proveedores del barril nos la están dando con queso. Creemos que la espuma lo es todo y ahí nos quedamos. Y no pasa nada. Y, si pasa, es lentamente, a un ritmo que desespera.

¿Alguien tiene una pajita? Con ella podremos llegar al líquido y además dicen que “pega más”.

NOTA: Lo sé, últimamente me repito mucho, pero es que cada día me asusta más lo borregos que somos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s