Se nos amontonan las anécdotas

Es un clásico, un imbécil dispara una bengala por error y 10 idiotas ven un OVNI cuya realidad intenta ocultar el ejército. El debate se centra en el punto luminoso y nos olvidamos de la actitud del imbécil. Así son la mayoría de las noticias que llenan ahora los periódicos, sucesos que nacen de un despiste amparado por un exceso de confianza y acaban convirtiéndose en portada.

Nos quedamos con cada caso y al final se amontonan como anécdotas difíciles de recordar aunque sean cercanas en el tiempo. Pierden valor entre la maraña y nos olvidamos de lo importante, de que si a cada despiste aflora una desvergüenza es porque detrás de la capa de pintura había un muro de basura.

Y seguimos sorprendiéndonos con cada desconchón, tratando de taparlos con más capas de pintura. ¿Alguien tiene una bola de demolición a mano?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s